Con su apoyo los socios de El Dorado SFB dan aliento a un proyecto popular cuyo propósito es dar vida a un espacio estable para la divulgación del Flamenco. Sentimos el palpito del Flamenco y queremos ser parte de él. ¡Hazte Soci@!!
Cuota socio: 25€ Trimestrales (100€ al año) Esta cuota da derecho a entrar de forma gratuita a todos los actos organizado por EL DORADO SFB.

Cerrar
– El Fandango. Su evolución y formas – Parte III
18 mayo 2018 – 08:54h
Sala Sandaru (CC Parc Sandaru)

Tercera parte del trabajo que Asún Hernández, Virginia Gómez y María García nos presentaron en Marzo de 2014 y que nos sirve para ilustrar el ciclo que estamos desarrollando estre trimestre y que hemos llamado «De lo Popular a lo Flamenco»Formas del Teatro Musical 

Formas del teatro musical o de la música escénica:

Dentro de este ámbito hay que destacar tres formatos, tanto por la amplitud y riqueza de repertorios como por el éxito
de público que alcanzaron: la tonadilla escénica en el XVIII, y la zarzuela y la escuela bolera en el XIX

La tonadilla escénica:

Pequeña obra cantada, de carácter representable, cómico o popular.

Es el género que mejor representa la pasión por lo popular, cuyo mayor estudioso es José Subirá. Con la llegada de los Borbones se pone de moda la danza francesa, integrada por contradanzas, minuetos y rigodones. No tarda en surgir la reacción, personificada en el majismo. Los fandangos,  boleros, seguidillas y tiranas desbancan a las contradanzas, debido a la fuerza de la tonadilla escénica que recupera de nuevo los bailes tradicionales españoles e incorpora otros nuevos y que van acompañados de  guitarras, bandurrias y castañuelas. Goya retrató estos bailes populares, a los que era gran aficionado, y sus personajes, como el magnífico retrato de la actriz y cantante Rosario Fernández “La Tirana”.

La zarzuela:

Renace como género dramático, inspirándose en la ópera cómica francesa, pero recogiendo la tradición de la tonadilla y otros géneros del teatro menor. 

La escuela bolera:

(Escuela de bailes nacionales) Se crea al aplicar al conjunto de bailes populares las técnicas de los ballets franceses. El amplio repertorio de la escuela bolera triunfó no sólo en España sino en toda Europa. Las mejores bailarinas de ballet clásico bailaron los bailes boleros. La gestación del flamenco se llevó a cabo dentro de este marco, que puso en contacto dos modelos coreográficos: la danza artístico-profesional (ballet) y los bailes populares españoles. La gran diferencia con el ballet clásico es la forma de utilizar los brazos “braceo a la española” de gran belleza y complejidad técnica. (Cita de Davillier: libertad de movimientos y abandono del cuerpo).

Amadeo Vives: Doña Francisquita, 1923. Seguidilla Bolero y Fandango

 

Zarzuela. Basada en la comedia de Lope de Vega «La discreta enamorada«. La acción se sitúa en el Madrid de mitad del XIX con personajes y música de clara  inspiración  popular. Estudiantes y modistillas bailan el fandango de cuchilleros.
Este fragmento: Bolero del Marabú, seguido del fandango bailado, recrea todo el ambiente y el color de la tradición musical escénica, tanto de la tonadilla como de la escuela Bolera.
Ternario/cad.andaluza/cambio en la instrumentación (adecuación al contexto)
El mismo esquema armónico:
Mi-Fa-Mi/Do-Fa-Do-Sol-Do-Fa-Mi