Con su apoyo los socios de El Dorado SFB dan aliento a un proyecto popular cuyo propósito es dar vida a un espacio estable para la divulgación del Flamenco. Sentimos el palpito del Flamenco y queremos ser parte de él. ¡Hazte Soci@!!
Cuota socio: 25€ Trimestrales (100€ al año) Esta cuota da derecho a entrar de forma gratuita a todos los actos organizado por EL DORADO SFB.

Cerrar
‘Cuerdas Furtivas’ – Octubre2022/Mayo2023
16 septiembre 2022 – 10:10h
Sala Sandaru (CC Parc Sandaru)

El Dorado SFB
empodera las
‘Cuerdas furtivas’
del flamenco

 

NOTA DE PRENSA – Por Nuria Martorell / Septiembre 2022

El Dorado – Sociedad Flamenca barcelonesa programará el ciclo ‘Cuerdas furtivas’: conferencias y conciertos de referentes absolutos por su talento y vivencias a la hora de legitimar el flamenco como cultura universal a través de sus inspirados conocimientos, guitarras, violines o contrabajos. Un total de nueve actuaciones se diseminarán de forma furtiva y afinada en la programación de El Dorado, del 13 de octubre del 2022 al 11 de mayo del 2023. Se trata de una iniciativa con una entidad y programa propios, ideada, dirigida y coordinada por el periodista Pere Pons. Las citas serán en la sede de esta asociación, el centro cívico Sandaru, y, como siempre programa El Dorado, tendrán lugar los jueves a las 19 horas.

‘Cuerdas furtivas’ empezará con una conferencia del periodista musical Mingus B. Formentor, que expondrá su particular visión de la Barcelona flamenca (13 de octubre), a la que seguirán las citas siguientes:

20 de octubre: ‘Las enseñanzas de Diego del Gastor’. Concierto del músico y referente absoluto de la guitarra catalana Toti Soler.

24 de noviembre: ‘Solo’. Recital del contrabajista Renaud Garcia Fons con su erudito y versátil latido flamenco.

1 de diciembre: Concierto de todo un exponente en la renovación de la guitarra catalana desde la globalidad bien entendida, Pau Figueres, con su hermano Arnau al cajón.

26 de enero: Actuación de otro de los guitarristas más honestos, pulcros y reveladores de la escena actual, Mario Mas, que bajo el nombre ‘Redonda encrucijada’ se acompañará de colegas como Javier Mas y Jordi Fornells, entre otros.

16 de febrero: ‘De lo clásico a lo popular’. Recital del dúo formado por la guitarra de Feliu Gasull y el violín de Olvido Lanza, una conexión única en la que los conocimientos y la pasión determinan una aleación invencible.

20 de abril: ‘Cruce de caminos’. Actuación de otro tándem infalible, la guitarra de Pedro Javier González y el contrabajo de Horacio Fumero, un encuentro de dos viajeros de sonoridades remotas y ancestrales.

4 de mayo: Conferencia ‘Antropomúsica y el tres flamenco’, a cargo del erudito músico Raúl Rodríguez.

11 de mayo: ‘Esencial’. Clausura del ciclo con el recital del veterano guitarrista Pedro Soler, uno de los escasos valedores todavía vigentes del flamenco más esencial y que más allá del jondo también ha puesto su guitarra al servicio de auténticos mitos como Atahualpa Yupanqui.

 

CLAVES E INTERPRETACIONES QUE ENRIQUECEN

A la hora de definir la programación, Pere Pons sintió la “necesidad de dar a conocer cómo la cultura flamenca ha impregnado la inspiración y el arte de ‘cuerdistas’ de las más diversas estéticas, procedencias y generaciones que no han sido formados de inicio en ese lenguaje”. “Cómo han sentido ellos mismos la necesidad de conocer algunas claves del género para crecer como músicos y enriquecer su sonido. Y, en ese mismo sentido ―añade Pons―, el tratamiento personal que le ha dado cada uno de ellos concediendo al flamenco múltiples lecturas e interpretaciones”.

 

LA APROPIACIÓN CULTURAL, ENTRE LAS CUERDAS

‘Cuerdas furtivas’ “es una forma de contrarrestar ese concepto absurdo denominado ‘apropiación cultural’”, subraya Pons. “Un principio para legitimar y dar carta de naturaleza a la inquietud de búsqueda y de aventura que motiva a todo artista para enriquecer su expresión. Y, en este caso, aplicado a instrumentistas de cuerda (guitarras, violines, contrabajo) que se han tomado la licencia de adentrarse en un territorio de apariencia ajeno, como el flamenco, para conseguir su captura particular de la presa”.

El periodista agradece la labor realizada por El Dorado con esta constatación: “El Dorado no es tan solo el reflejo del vínculo histórico que mantiene la ciudad de Barcelona, y por extensión Catalunya, con el flamenco desde hace más de un siglo. Es una institución que procura difundir la diversidad y la actualidad de esta cultura con unos criterios de calidad y excelencia de máxima exigencia”. “En ese sentido ―añade Pons―, un ciclo como ‘Cuerdas furtivas’ responde con toda fidelidad a la naturaleza abierta, exploradora e íntegra de la Sociedad Flamenca El Dorado”.

 

«El FLAMENCO, ANTES DE SER FLAMENCO, YA ESTABA EN BARCELONA»

Por su parte, Pedro Barragán, uno de los timoneles de esta Sociedad Flamenca, recuerda que «el flamenco está en Barcelona desde antes que se constituyera como género, cuando ni siquiera tenía nombre y la criatura aún estaba en fase de gestación. No olvidemos -explica Barragán- que en el espectáculo de varietés que inaugura el Liceo en 1847, el reusense Joan Camprubí coreografió un baile de rondeñas para 12 parejas que, a la postre, fue la base del cuerpo de baile del Liceu y que, según las crónicas, en su repertorio habitual bailaban el jaleo, la cachucha, seguidillas, etc… Además, en los años que siguieron, Barcelona fue un enclave privilegiado en la eclosión de la guitarra de concierto, el núcleo que se creó alrededor del Liceo propició el caldo de cultivo necesario para que, en sucesivas etapas, tomaran residencia en la ciudad personalidades tan influyentes como Trinitario Huertas, Julián Arcas, Tárrega, Paco de Lucena, Miguel Borull, etc.. Eso fue en el XIX y, un siglo después, la cantera de jóvenes flamencos que alumbraron la escena flamenca al final del siglo XX, Poveda, Mayte Martín, Cañizares, Duquende, Pedro Sierra, Chicuelo, José Luis Montón, Caro, etc dan fe de la vitalidad de esta Barcelona flamenca. Otra cosa es la paradoja que resulta al constatar que salvo Mayte y Chicuelo, los demás han emigrado a otras latitudes de la península que se muestran más generosas en la profusión de escenarios flamencos. Un motivo para reflexionar».

 

EL DORADO
Sociedad Flamenca Barcelonesa