Con su apoyo los socios de El Dorado SFB dan aliento a un proyecto popular cuyo propósito es dar vida a un espacio estable para la divulgación del Flamenco. Sentimos el palpito del Flamenco y queremos ser parte de él. ¡Hazte Soci@!!
Cuota socio: 25€ Trimestrales (100€ al año) Esta cuota da derecho a entrar de forma gratuita a todos los actos organizado por EL DORADO SFB.

Cerrar
«El baile Flamenco Actual. Límites y aliados» a cargo de Rosalía Gómez
02 diciembre 2021 – 19:00h
Sala Sandaru (CC Parc Sandaru)

Después de dos intentos fallidos a causa de las restricciones sanitaria que provocó la pandemia del Covid, por fín Rosalía Gómez, visitará El Dorado SFB para hablarnos del baile flamenco, de su naturaleza, de su singularidad y de los retos que tiene que atender para responder a las expectativas creadas.

Rosalía Gómez
El baile flamenco actual. Límites y aliados

Conferencia

Jueves 2 de diciembre de 2021 – 19 Hs
Sala Sandaru – Calle Buenaventura Muños, 21 de Barcelona
[Entrada libre]
Sala Sandaru – C/ Buenaventura Muñoz, 21 de Barcelona

 

Rosalía Gómez, es Filóloga y Periodista y desde esta disciplina ha ejercido la crítica de teatro y danza en diversos medios entre ellos, ABC, el Correo de Andalucía o el Diario de Sevilla, además de ser colaboradora habitual del Festival de Jérez, es también la única mujer que ha dirigido la Bienal de Flamenco Sevilla, la edición de 2012.

Desde el saber acumulado que le proporciona más de 30 años de profesión, Rosalía dibujará las coordenadas en las que se mueve hoy el baile flamenco, inmerso como está, en el tránsito que discurre entre el baile como expresión individual que solo atiende a las emociones que transmite la música flamenca y sus particularidades rítmicas y el nuevo rol que le exige su incorporación a la escena, su conversión en vehículo atractivo para contar  una historia, circunstancia  que le obliga a someterse a la disciplina que marca el texto, además de la obligación  a relacionarse. de igual a igual, con otras disciplinas tan necesarias o más que el mismo baile para asegurar la eficacia del relato.

A modo de sipnosis, Rosalía nos envia este pequeño texto, como aperitivo previo. 

El flamenco, nacido como tal en el siglo XIX, ajeno e independiente de cualquier servidumbre externa, se convertiría pronto en un arte escénico; la última disciplina en ingresar en un territorio que cuenta con más de tres mil años de existencia.

Para poder existir, las artes escénicas exigen que el o la artista confluya, en un mismo espacio y un mismo tiempo, con un público, sea casual o formal, pagante o gratuito.

Esa necesidad de conquistar al público -un público que, no lo olvidemos, transcurre hoy ante una pantalla la mayor parte de sus jornadas- unida a la necesidad personal que tiene todo artista de explorar y de enriquecer su propio universo artístico, ha llevado al baile flamenco a empujar sus límites hasta poner en entredicho su propia identidad, aliándose frecuentemente con otros artistas de diferentes géneros, limítrofes o no.


Ilustración: Elisa Guerrero

En las dos últimas décadas, además, debido sobre todo a la promiscuidad provocada por las redes sociales, el baile flamenco, ya poliédrico de por sí, se ha vuelto mucho más heterogéneo si cabe, provocando a veces el desconcierto de un público (crítica incluida) que es también cada vez más heterogéneo. 

Desde mi posición de observadora privilegiada (suelo ver casi un centenar de espectáculos flamencos al año), me propongo, pues, hacer una reflexión sobre las derivas del baile actual, sobre sus alianzas más frecuentes, sus formatos -la aparición de la pieza corta o el work in progress, por ejemplo-, sobre la sed de novedades de algunos festivales y, sobre todo, sobre las dos grandes lagunas que siguen existiendo en el terreno del flamenco: la coreografía y la dirección de escena, la razón por la que gran parte de los espectáculos que se producen sean trabajos fallidos desde un punto de vista global

EL DORADO
Sociedad Flamenca Barcelonesa