Con su apoyo los socios de El Dorado SFB dan aliento a un proyecto popular cuyo propósito es dar vida a un espacio estable para la divulgación del Flamenco. Sentimos el palpito del Flamenco y queremos ser parte de él. ¡Hazte Soci@!!
Cuota socio: 25€ Trimestrales (100€ al año) Esta cuota da derecho a entrar de forma gratuita a todos los actos organizado por EL DORADO SFB.

Cerrar
Marina Heredia y José Quevedo Bolita. Honduras y travesuras
27 septiembre 2018 – 20:00h
Sala Sandaru (CC Parc Sandaru)

Deberíamos estar acostumbrados y sin embargo siempre nos sorprende el amor, la pasión y la generosidad con la que se entregan los flamencos cuando se suben al escenario de la Sala Sandaru. El concierto del pasado 27 de septiembre fue otro buen ejemplo de ello. Marina Heredia y José Quevedo Bolita nos ofrecieron una muestra de arte difícil de olvidar.

 
 
Marina Heredia (cante), y José Quevedo, Bolita (guitarra)
Jueves, 27 de septiembre de 2018
El Dorado Sociedad Flamenca Barcelonesa / Sala Sandaru (BARCELONA)
 

 

La presencia de la granaína ya es de por si espectacular, y su capacidad de cautivar inapelable. Marina es capaz de mecernos con su voz y llevarnos del elegante lirismo de la milonga al quejío dolorido de la soleá. Entre medias, un puñado de cantes ejecutados con elegancia, con hondura, con mimo y con la sutil seguridad que da el oficio, el conocimiento y unas extraordinarias cualidades.

 

Buscando el tono y encontrándolo, emocionándonos y emocionándose hasta casi romperse. Pero también divirtiéndose. Milonga, alegrías, seguiriyas… Sentada, concentrada y feliz, cantando y abanicándose cuando le convenía al lado de su “Bola”. Disfrutando. Disfrutando los dos. Porque hay que ver lo bien se lo pasan.

 

Bolita es directamente un disfrutón. Si existiera la escuela de guitarra traviesa, el jerezano sería uno de sus más notables representantes. Le gusta el cante y eso se nota. Pero cuando llega el momento de darle un respiro a la cantaora, José no se conforma con ejecutar una falseta medida y estudiada; Bolita es travieso y juguetón; juega y se la juega embolicándose en improvisaciones imposibles, encaramándose hasta el filo de la duda y empujando la música a silencios infinitos, a un abismo sonoro donde el público, la guitarra y él mismo contienen el aliento para después, como el más zorro de los gatos, caer de pie y a compás para delirio y alivio de los presentes. ¡Qué gran guitarrista! Marina, que lo conoce como si lo hubiera parío, observa con serenidad las travesuras de su compañero y sonríe.

Lo dicho: se divierten, disfrutan y nos hacen disfrutar.

 

La cantaora del Albaicín se acordó de Adela la Chaqueta, y como aquella, cantó un cuplé por bulerías lleno de gracia y de rajo cantaor. Siguió después con unos tientos y una malagueña en la que apareció de nuevo la originalísima guitarra de Bola arropando los abandolaos con un elegante regusto jazzístico. Sin nombrarlos, Marina se acordó de otros maestros y si en los tangos estuvo presente Morente, en las bulerías aparecieron también Camarón y Rocío Jurado. 

 

Merece mención especial el final de esta bulería con Marina Heredia de pie, sin micrófono y cantando mu sentía la popularísima ”se nos rompió el amor…” de la chipionera mientras El Bola pintaba con extraordinaria delicadeza acordes y silencios de acuarela.


Marina Heredia y José Quevedo ‘Bolita’ por Bulerías en El Dorado SFB
Sala Sandaru / 27-09-2018

Para finalizar, una soleá y un fandango por soleá donde la cantaora y su guitarrista demostraron la solvencia y el paladar con el que nos habían maravillado toda la noche.  ¡Que gustazo!

 
Texto: Antonio Guerrero
Fotos: Dani Álvarez