Con su apoyo los socios de El Dorado SFB dan aliento a un proyecto popular cuyo propósito es dar vida a un espacio estable para la divulgación del Flamenco. Sentimos el palpito del Flamenco y queremos ser parte de él. ¡Hazte Soci@!!
Cuota socio: 25€ Trimestrales (100€ al año) Esta cuota da derecho a entrar de forma gratuita a todos los actos organizado por EL DORADO SFB.

Cerrar
«Numen», el piano flamenco de Mélodie Gimard llega a El Dorado SFB
20 mayo 2021 – 19:00h
Sala Sandaru (CC Parc Sandaru)

Melodie Gimard nos presenta «Numen»

El disco cuenta el proceso de transformación de varios palos flamencos desde una perspectiva moderna y transgresora. De hecho, cuenta la propia aventura musical de Mélodie Gimard a través de un río en el que confluyen las distintas aguas del clásico con el flamenco y la música más actual. No en vano, Gimard cita entre sus influencias nombres tan diversos como los de El Chozas de JerezManolo CaracolMoraítoBebo ValdésIbrahim Maalouf o Tigran Hamasyan.

 MONDO SONORO

Melodie Gimard, piano
Anna Colom, cante
Carlos Sarduy, trompeta
Martín Meléndez, cello
Pablo Gómez, percusión

Jueves 20 de mayo de 2021 – 19 Hs
Sala Sandaru – C/ Buenaventura Muñoz, 21 de Barcelona
Aforo Reducido. Acceso por invitación con inscripción previa.

 

Siguiendo con el propósito de mostrar una sucinta representación del variado tejido flamenco barcelonés, este jueves nos visita Mélodie Gimard, con la puesta en vivo de su primer disco, NUMEN (2020, One World Records). Mélodie nació en Perpignan, donde obtuvo Le Prix d’Excellence en piano y música de cámara. En 2013 se licenció con matrícula de honor en la especialidad de piano clásico en la ESMUC, donde también finalizó el Máster de Flamenco en la especialidad de piano. Vale la pena destacar, además de su excelente titulación, que desde muy niña estuvo en contacto con los escenarios, acompañando a la compañía de músicas y danzas folklóricas de su madre, creciendo y formándose en el conservatorio de Perpignan, su segunda casa, según ella misma cuenta, en familiaridad constante con el ambiente artístico. Y ese buen fluir se le nota; más de uno se ha sorprendido cuando al acabar un concierto se arranca a bailar en un fin de fiesta, manejando una soltura y un conocimiento del cuerpo que vas más allá del aprendizaje protocolario de una pataíta por bulerías.

En 2019, cuando Mélodie se hallaba inmersa en el proceso de grabación de NUMEN, le preguntamos por el sentido y el por qué de ese nombre. Su respuesta fue muy parecida a la que dio al compañero Cándido Querol en B-RITMOS hace unos meses. “Me encanta esta palabra, es la fuente de inspiración perfecta para mi”, nos decía, “la que me identifica más que el duende o las musas” que incorporan sus connotaciones específicas y fijan el lugar de la inspiración […] “Numen no tiene género, transmuta, sintetiza las palabras, personas, experiencias, emociones, lugares. Una idea que te llega de repente y se traduce en arte, es una palabra que me atrapó cuando estudiaba literatura y me impactó mucho.” Es curioso ver cómo algunos jóvenes artistas ligados a lo flamenco ya  no se sienten deudores del duende lorquiano, que de algún modo ha funcionado como un factor legitimador. Desacomplejadamente, Mélodie va a buscar otra forma de inspiración, la escoge y la designa para ir marcando un nuevo enclave creativo y con esa misma determinación, lo mismo apela al legado del Chozas que a la música de Ibrahim Maalouf, todo sirve si está bien traído. Numen, por cierto, el tema que abre el disco, es un ejemplo de todo esto: sobre la letra y la melodía de unos tientos, magníficamente llevados por la voz de El Mati, Mélodie compone una estructura rítmica inédita, un compás de diez sin filiación conocida, puro numen, y una base armónica que nos hace sentir los tientos de siempre como si fueran nuevos. Y ese buen comienzo prosigue a través de nueve temas más en los que ha trabajado a conciencia las texturas musicales, así que no dejen de escucharlo.

Intérprete, compositora y arreglista de todas las piezas, para el disco se sirvió de una formación y para los directos gusta de ir modificándola, para darle siempre un poquito de aire nuevo. Esta vez se acompañará de la voz de Anna Colom, quien nos visitó hace unos años junto a la compañía LaboratoriA y recientemente desarrolló un interesante proyecto propio, Cayana. Ambas estarán acompañadas por dos músicos cubanos de extraordinario talento, Carlos Sarduy a la trompeta, quien ya tiene dos discos en el mercado, Charly en la Habana (2015) y Luz (2019), y un sin fin de colaboraciones con grandes de la música, y Martín Meléndez al cello, quien también acaba de estrenar disco, I Have a Dream (2021). Cerrando la formación, el percusionista Pablo Gómez, un imprescindible para Mélodie, estrecho cómplice que participó activamente en este otros tantos proyectos de compañeros y que en breve va a sorprender con un trabajo propio muy interesante.

EL DORADO
Sociedad Flamenca Barcelonesa