Con su apoyo los socios de El Dorado SFB dan aliento a un proyecto popular cuyo propósito es dar vida a un espacio estable para la divulgación del Flamenco. Sentimos el palpito del Flamenco y queremos ser parte de él. ¡Hazte Soci@!!
Cuota socio: 25€ Trimestrales (100€ al año) Esta cuota da derecho a entrar de forma gratuita a todos los actos organizado por EL DORADO SFB.

Cerrar
Flamenco y música contemporánea: «Muerte sin fin» de Mauricio Sotelo en la Suma Flamenca 2011
29 junio 2011 – 20:00h
Teatro Madrid

«Muerte sin fin», de Mauricio Sotelo, en la SUMA FLAMENCA 2011

Muerte sin fin. Mauricio Sotelo: director. Juan Diego: declamador. Arcángel: cantaor. Cañizares: guitarra. Fuensanta la Moneta: baile. Roberto Fabbriciani: flauta. Trío Arbós: Juan Carlos Garbayo (piano), Miguel Borrego (violín), José Miguel Gómez (violonchelo), Sergio Sáez (viola invitado). Agustín Diassera: percusión. Fernando Villanueva: electrónica. Carlos González: técnico de sonido.

Suma Flamenca 2011. Teatro Real. Madrid, 29 de junio de 2011. 20:00 horas

«Una vez abierta la veda por Flamenco Biennale de Holanda, otro festival del género, Suma Flamenca de Madrid, incorpora a su programa la música contemporánea. Y es, de nuevo, vía ‘Muerte sin fin’ de Mauricio Sotelo, un compositor de línea espectral y raíces flamencas. Hasta ahora, esos sonidos suyos, a pesar de la hondura propia y la que le han aportado colaboradores como Arcángel y Cañizares, han transitado por el circuito europeo de la clásica. Poco por el español… y nada por el flamenco. Y es una muy buena noticia que ahora el flamenco lo acoja y que, como retroalimentación, él dé una coartada a templos de la “alta” cultura como Muziekgebouw de Amsterdam o Teatro Real de Madrid para dar cabida a lo flamenco…»
Leer más: Reseña y fotos en Flamenco-world

«Un proyecto ambicioso este del que es autor y director Mauricio Sotelo: la fusión del flamenco -cante, baile y toque- con la música contemporánea. No del todo logrado, a mi juicio, aunque tiene méritos suficientes para interesarnos en profundidad.
El desacuerdo fundamental viene de la elección del poema en que se basa, titulado Muerte sin fin, y del que es creador José Gorostiza. Es un poema denso, conceptual, que por momentos se convierte en un pesado lastre para el concierto…»

Leer más: Crítica de Angel Alvárez Caballero en el País

 

«Yo soy compositor, pero ante todo soy flamenco. Aquí tendremos una gran arquitectura sonora cuyos pilares son las raíces del flamenco. Así, los aficionados del flamenco van a escuchar la seguidilla, la bulería y la guitarra maravillosa del maestro Cañizares, para mí el mejor del mundo», ha explicado Mauricio Sotelo en la presentación…»

«El flamenco es una tradición oral. No es que no conozca la escritura, es que conoce otro tipo de escritura, la mente. La música se lee en el agua. Mi línea de investigación ha sido recoger esos códigos, recogerlos en una partitura. Todo sale de la experiencia, la partitura sería como el periplo de un caminante. Todo está perfectamente medido. Una bulería o una solea se cuentan en doce tiempos. Los endecasílabos los metemos en su sitio. Este tipo de cosas las hemos trabajado mucho con el texto. Nos movemos todos en clave flamenca, para mantener la frescura. Aquí somos todos flamencos», añade el autor.

Leer más en 20Minutos.es

La poética musical del compositor madrileño Mauricio Sotelo se ha asomado con frecuencia al vibrante universo del cante jondo, siempre desde la perspectiva de lo que el autor denomina micro-calidades del sonido. El potente e inconfundible lenguaje de Sotelo, cuyo inédito sonido desprende también un cierto sabor añejo, se denomina hoy en Europa, Flamenco Espectral. En sus obras han colaborado grandes artistas del flamenco como Enrique Morente, Carmen Linares, Esperanza Fernández, Marina Heredia, Eva Duran, Pitingo, Rafael de Utrera, Miguel Poveda y Arcángel (éste en casi todas sus obras desde hace ya más de 10 años), así como el gran guitarrista Cañizares y la bailaora granadina Fuensanta La Moneta.
El flamenco es un arte contemporáneo. Lo es porque, como sostiene Mauricio Sotelo, “lo hace cada artista en el momento en que lo recrea”. Y lo es porque este compositor contemporáneo español lo entiende como material con el que crear esas arquitecturas sonoras suyas que los entendidos ya llaman “flamenco espectral”. Así se define este músico clásico al que el maestro Luigi Nono animó, mientras estudió en Viena, a bucear en la música de las catedrales y en el flamenco, algo que tenía dentro, pues fue la guitarra su primer instrumento. Aquella lección la llevó a la práctica y, desde 1993, son varias sus obras que han tenido como eje lo flamenco y a flamencos como Enrique Morente, Arcángel, Cañizares, La Moneta… Y con ello y con ellos conmueve a los públicos cultos europeos, de Salzsburgo a Madrid, de Berlín a Amsterdam.

 

«Lleno de mí, sitiado en mi epidermis
por un dios inasible que me ahoga,
mentido acaso
por su radiante atmósfera de luces
que oculta mi conciencia derramada,
mis alas rotas en esquirlas de aire,
mi torpe andar a tientas por el lodo;
lleno de mí -ahíto- me descubro
en la imagen atónita del agua,
que tan sólo es un tumbo inmarcesible,
un desplome de ángeles caídos
a la delicia intacta de su peso,
que nada tiene
sino la cara en blanco
hundida a medias, ya, como una risa agónica,
en las tenues holandas de la nube
y en los funestos cánticos del mar
-más resabio de sal o albor de cúmulo
que sola prisa de acosada espuma.
No obstante -oh paradoja- constreñida
por el rigor del vaso que la aclara,
el agua toma forma.»

(…)

El poema completo «Muerte sin fin» de José Gorostiza